miércoles, 24 de septiembre de 2008

Jugar con mariposas

Vivo en una nube. No pienso mudarme. El cartero me dice que baje, ya que se le hace difícil llegar hasta acá. Él es el único que viene, siempre estoy soleá, por eso soy negrita.
A la gente en la calle le gusta pegarme el vellón y a mí no me molesta porque siempre estoy pelá. Ando buscando novio que me baje de la nube. Ya le tengo el ojo echau’ a alguien que me trae loquita, pero a él no le gustan las negritas. Voy a tener que correrlo hasta que me devuelva el ojo, porque ya me estoy quedando ciega. Creo que cuando salga de esto necesitaré espejuelos.
Ya han pasado trescientos cuarenta y dos mil quinientos días y un rubio me echó una ojeada cuando el viento macho me levantó la falda. Dijo que quería subir a la nube conmigo y yo pues, encantada de tener compañía. Allí estuvimos seis meses sin salir, sin comer, sólo riéndonos al jugar con mariposas.
Ya pisamos tierra y seguimos felices.

1 comentario:

M:i:g:u:e: :¨:¨: :P:a:r:i:s dijo...

*****
****
***
**
*

EN ESA NUBE LA BRISA TE ACARICIA Y TE EXIJE QUE NO BAJES POR NADA DEL MUNDO. PERO EL MUNDO ES TAN BELLO QUE UN SIMPLE JUEGO ACOMPAÑADO RESULTA TENTADOR Y ENAMORADOR.
QUE LAS MARIPOSAS NO TE DEJEN Y JUEGUEN CON VOS HASTA DORMIRTE.

UN ABRAZO Y CIELOS.

MIGUE

*
**
***
****
*****